BLANCA DIVAGO, Asesora de Imagen titulada y Personal Shopper

BLANCA DIVAGO, Asesora de Imagen titulada y Personal Shopper.

Este es mi pequeño gran proyecto de moda, tendencias y actualidad. Recordando lo añejo y lo que está por llegar.

Si necesitáis asesoría en imagen personalizada, online, en 48 horas, estoy a vuestra disposición.







viernes, 16 de marzo de 2012

TENGO UNA ENTREVISTA DE TRABAJO, ¿CÓMO DAR LA MEJOR IMPRESIÓN...?




Las entrevistas de trabajo son pequeños momentos de tensión donde tenemos que saber vendernos. ¿Por qué somos mejor que la candidata anterior o la que entrará tras de mí? 


Cuando hay que intentar sacar lo mejor de nosotr@s mis@s hay que estar convencidos de que realmente vamos a aportar a la empresa aptitudes que potenciarán su actividad. No hay que tener miedos. Uno sabe quien es, sabe lo que puede dar y hasta dónde va a llegar. Por lo tanto, lo más recomendable es ir tranquilos, conscientes de que en esa media hora vamos a ser el punto de mira de un entrevistador pero que no pasa nada porque todo está controlado. Lo más importante es la actitud. Ser uno mismo y no pretender deslumbrar es la clave.




Una vez entendemos que la situación está controlada hay que ocuparse del aspecto externo. Es cierto que la belleza es un punto a favor. No obstante, a mi parecer, es más importante el saber estar y saber qué decir, y no precipitarse. La actitud hace que te perciban más bella de lo que tú puedas creer. Una sonrisa, un gesto, una implicación, tiene más poder que cualquier rostro bonito y frío. Por eso, hay que sacarle todo el partido a nuestra personalidad, atacando desde dentro, superando barreras y prejuicios, e intentando no aparentar alguien que no somos. A la larga eso no funciona porque nuestro yo aflora sin que uno se de cuenta, cuando está distraído. El teatro no puede durar y no es nada práctico.

El atuendo va a ser algo que miren con lupa el día de la entrevista. Ese momento será y no otro el que tengamos que poner mayor énfasis en la sencillez y elegancia. No se trata de vestir caro, se trata de ir correcta. Eso significa no abusar de complementos y de utilizar colores neutros y a ser posible, fríos.

Si uno no tiene idea de la empresa que hay detrás, un traje de chaqueta sencillo y de color discreto sirve para dar el pego y acertar. Colores oscuros en azules, grises o tierras funcionan a la perfección. El color negro lo descartamos porque es demasiado austero en mi opinión. 




Si la elección es falda hay que aplicar igualmente el sentido común, ni falda larga ni corta ni muy floreada o estridente. Ese día hay que moderar nuestro carácter y amoldarnos a una situación precisa.


Zapatos bonitos y sobrios, sin tacón muy alto a poder ser y de tonos oscuros, que combinen y no llamen especialmente la atención del entrevistador. El atuendo debe ser un conjunto uniforme, ninguna pieza debe llamar la atención más que otra ni distraer ni desentonar.



El maquillaje sutil y sencillo, tonos muy naturales y sólo brillo de labios. No abusar del rojo pasión ni sombras azules o intentar no pasarse en todo caso. Los complementos escasos, algún pañuelo  pero siguiendo la norma de no llamar mucho la atención como con un collar complicado o muchos anillos. 




Y aunque no todo es apariencia, sí es un punto imprescindible para pasar la siguiente fase y dejar huella. El resto de la entrevista se vuelca en remarcar los  conocimientos que uno ya tiene adquiridos y que no hay más que aplicarlos, de modo que lo más importante es llegar con paso firme y un look perfecto.

Cuanto más cómoda llegues a la entrevista más segura te sentirás y eso lo vas a transmitir. Importante e imprescindible: sé puntual!

!!Esperemos triunfar!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario